CASAS BLOCK

Reconstrucción de Colonia

A causa de un incendio, 400 familias de escasos recursos quedan sin vivienda y son reubicados a las afueras de García, Nuevo León. El proyecto trata de la implementación de un prototipo de sistema constructivo con capacidad de crecimiento progresivo y de usos flexibles para la zona.

Esta reubicación se hizo por medio del Gobierno, haciendo un loteo y dotando de instalaciones básicas a los terrenos. Este loteo concentra las viviendas en largas hileras de por lo menos 40 casas pareadas con terrenos de 90 m2 en dimensiones de 6 x 15m. Las hileras están separadas por calles de tierra que, al no haberse predestinado espacios para uso público, fungen como corredores públicos compartidos entre actividades comerciales y pasos de peatones y autos. Debido a que los terrenos ya habían sido dotados de las instalaciones básicas, la propuesta trata de intervenir en esta trama impuesta tratando de mejorar la calidad espacial de las viviendas, configurando los terrenos de manera que admitieran diferentes programas y no solo el de la vivienda: así la vivienda tendría aunado comercio, espacio privado para habitar, espacio público de transición y estar y espacio semi-público para patios internos de la vivienda que incluían áreas verdes individuales y colectivas. Para maximizar el uso de suelo para habitación, el espacio verde se concentró al centro, creando un corredor verde para la manzana. Del mismo modo algunas de las calles se transforman en corredores peatonales, dejando el tránsito general de autos en las partes periféricas de las manzanas y solamente permitiendo el tránsito controlado dentro de las calles corredor.

Este corredor a la larga admitiría actividades comerciales gracias a la estrategia de crecimiento progresivo que se tomó para el diseño de las viviendas. La vivienda entonces se propone como una estructura modular hecha con elementos metálicos y block de concreto.

Estos materiales se pensaron por su fuerte presencia en la región y conocido sistema constructivo para los usuarios, lo cual facilitaría la participación de ellos en la propia construcción de sus viviendas. También se utilizan materiales comercialmente modulados, como placas de madera, lámina de zinc para las cubiertas, láminas translúcidas, rejillas metálicas livianas, tela mosquitera y marcos de madera para puertas correderas. La vivienda crece en la medida que los usuarios adquieren estabilidad económica y mayor capacidad de construcción. La estrategia de crecimiento funciona de la siguiente manera: se divide el terreno en dos partes, una para la construcción inicial básica y otro para tener una zona de crecimiento posterior. La vivienda inicial básica crece gracias a una estructura metálica fija, dentro de la cual se crea la envolvente de la vivienda, toda la modulación, tanto de la estructura como de puertas y ventanas, depende del tamaño de los bloques de concreto. Lo cual hace posible remover ventanas o puertas y rellenar los huecos. Como propuesta se plantea que el primer crecimiento anexo de la vivienda sea de tipo comercial, el cual permitirá tener una vivienda productiva al realizarse actividades de esta índole, posibilitando económicamente los crecimientos siguientes.