MOD 10 ELEMENTAL

Vivienda Social y Espacio Comunitario

El objetivo de este proyecto es generar una distribución flexible de espacios que permitan entrelazar y articular la noción continua de un espacio comunitario al mismo tiempo que generar 100 viviendas para 100 familias.

Generar comunidad en este núcleo de viviendas. Generar espacios que contribuyan a mejorar las relaciones sociales entre los usuarios de una comunidad y su contexto público y privado. Se establecieron tres de las 4 tipologías más lógicas con las que se obtienen 30 m2, a saber: 12 x 2.7 m, 7.5 x 4 m y 6 x 5 m, que pudieran combinarse entre sí. El resultado fue una estructura principal de acero con losa de concreto, la cual permite la colocación de estas tres tipologías en distintas formas y niveles, con una capacidad para que vivan 10 familias, primero utilizando 30 m2, expandiéndose a 60 m2 y finalmente, a 75 m2. El costo total de la estructura se distribuiría entre las 10 familias, en lugar de que cada familia absorba el costo de unidades individuales. Se propone que la estructura se construya completa desde un principio, para evitar complicaciones posteriores en cuanto a métodos constructivos a utilizar por parte de cada familia al momento de la expansión. Las viviendas están intercaladas en distintos niveles, y tanto su altura como medidas están moduladas a medidas estándar de paneles y otro tipo de materiales (2.4 x 1.2 m) que las familias pueden usar tanto para cerrar los espacios como para lograr las particiones necesarias dentro de su hogar. El programa de cada vivienda individual cubre espacios como sala-estar-comedor, cocina, un baño, habitaciones y un área para un posible taller. Las viviendas que reparten su área total en dos niveles, cuentan con escaleras propias.

Cada módulo cuenta con acceso a un espacio comunitario de servicios, situado en la parte superior de la unidad, donde se pueden colocar lavadoras y otros accesorios. Orientación norte-sur para mejor captación solar, sistema de recolección de aguas pluviales las cuales son almacenadas en cisternas que pueden abastecer de agua en caso de escasez.

Para lograr la integración de la vida comunitaria, en sus distintos niveles, público y privado, se optó por liberar lo más posible la planta baja de esta unidad habitacional. De este modo se entrega la planta baja a actividades comunales y la circulación peatonal libre por parte de los residentes de la manzana incluyendo los que viven en otras unidades. Así mismo, al poder cruzarse la unidad de lado a lado en todos los sentidos, automáticamente se genera una continuidad entre los espacios abiertos y áreas verdes propuestos (espacio público) con las zonas libres de la planta baja (espacio semi-público), haciendo que el área pública total (caminable), sea de más de 8000 m2. Esta permeabilidad elimina de manera literal la percepción de un bloque sólido de vivienda, haciendo que los recorridos posibles sean mucho más libres y sobre todo, dar una gran importancia al espacio utilizado por los habitantes de la comunidad. Los cajones de estacionamiento se han colocado de manera perimetral de modo que los automóviles no interfieran con las actividades al aire libre.

1° Lugar Concurso Internacional Elemental Chile. Santiago de Chile 2003. Categoría Estudiantes.

Concurso Convocado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, Harvard University y el Ministerio de Vivienda y Gobierno de Chile

Arquitecto Asociado: José Rodrigo Martínez Tirado